Bar Zodiaco, Barcelona.







Rosa es una veterana en otros tiempos puta
que callando su edad
se mezcla brandy y limonada
Por debajo de la barra y se lo bebe de dos tragos.
Rosa se sorbe ruidosamente los mocos
de su nariz dolorida por una Colombiana joven
mientras con un estropajo arranca las migas
de los platos aceitosos de clientes muertos
por envenenamiento lento de sobreactuación.
Rosa dice que sólo confía en sus manos
y en su corazón. Su coño no lo mienta para nada.
Hay días en que Rosa tose y hasta la arcada.
Días de rosa y escupe en el fregadero
Días de rosa desencajada y más brandy y limonada.
Cuando Rosa sonríe, entristece.
En dudoso honor a sus dos piños frontales ausentes
se la llama a sus espaldas la Cenicero.
A la Cenicero rosa la llevaron ayer a la trastienda del bar
sangrando por las narices
por la boca sangre echando.
quienes fueron a verla volvieron blancos
como la ambulancia blanca y colorada que se la tragó
vomitándola muy lejos sin darle oportunidad
A confesar su edad secreta y dolorida rosa.
Sergi Puertas


2 comentarios:

alex ferreiro dijo...

Hola Marc! gracias por el comentario. De tercero tengo la asignara de narrativa con Roger Ibañez, no se si estás en la misma clase, pero ya nos conoceremos.

Tienes cosas chulas por ahí, así que espero ver más. Saludos!

marc longan dijo...

grácia alex! por cierto, estoy en tercero, pero de momento no he podido hacer esta asignatura, Salut!